Minvu define prioridad para zonas rurales en primera visita de Ministro Monckeberg a Ñuble

Publicado el:30 de oct del 2018

  • Martes, 30 de octubre de 2018.- - En las nuevas oficinas de la Secretaria Regional de Vivienda de Chillán comenzó el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, su primera visita oficial a la recientemente creada Región de Ñuble. En la ocasión, compartió con los nuevos funcionarios y los alentó a trabajar en el proceso de instalación del MINVU en la región.

Tras ello, el secretario de Estado se dirigió hacia el Salón Lázaro Cárdenas para hacer la entrega de 91 certificados del Subsidio Familiar Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS49) a familias de Chillán, actividad que contó con la presencia del Intendente de Ñuble, Martín Arrau, y autoridades locales.

Posteriormente, en conversación con la prensa regional, el jefe de la cartera del MInvu trazó la hoja de ruta del ministerio para la región, centrando el foco en la habitabilidad rural y el compromiso por reforzar la ayuda —mediante subsidios— a quienes viven en ese sector, con el fin de incentivar su permanencia en el campo rural. Para graficar este apoyo, el ministro Monckeberg hizo un importante anuncio que busca apoyar a los habitantes de las zonas rurales de la región:

“Cerca del 87% de los proyectos que estaban postulados para conjuntos habitacionales rurales, o de habitabilidad rural como se conocen, serán aceptados en los llamados de este año para la Región de Ñuble, lo que es bastante inédito y es un respaldo importante a la fuerte ruralidad que existe en esta región. Entendemos que las viviendas rurales son importantes, y entendemos que las familias quieren seguir viviendo en el campo y, por lo tanto, nosotros vamos a responder con un buen apoyo”, dijo.

El 31% de la población de la Región habita en zonas rurales y alejadas de las ciudades y a eso apunta el compromiso adoptado por el ministerio: “Las familias que están apostando a las zonas rurales en esta región van a tener el respaldo del Minvu de manera importante y eso lo daremos a conocer a través de decisiones que iremos contándole a las familias, pero hay un compromiso con la ruralidad”, enfatizó Monckeberg.

Más tarde, y para concretar el compromiso asumido con la ruralidad, el ministro dio una buena muy noticia a 61 familias de la localidad de Pinto, al anunciarles que habían sido seleccionadas con el subsidio de habitabilidad rural (DS10). Las familias, agrupadas en el Comité de Allegados Juan Pablo II, llevaban 13 años luchando por este beneficio, pero hoy el ministro les comunicó que la espera había llegado a su fin: “Quiero darle las buenas noticias, aunque no está aún firmado, porque las resoluciones se firman en los próximos días, pero la resolución está tomada: el comité de ustedes está seleccionado, están los recursos. Hoy es una realidad que esperó muchos años, pero que la paciencia tiene buen resultado. Esta noticia permitirá que de inmediato se empiece a concretar. Estamos, así, listos con el subsidio para que comience la construcción y ese sueño que demoró 13 años hoy es una realidad”, fueron las palabras ante la alegría y los aplausos de las 61 familias de Pinto.

$7 mil millones para la región

El jefe de la cartera de Vivienda y Urbanismo también destacó que dentro del actual presupuesto son $7 mil millones los que serán destinados a diferentes proyectos habitacionales o urbanos para la región. “Tenemos más de 7 mil millones de presupuesto para el año 2019, y tenemos más de 5 mil subsidios que estarán disponibles para que las familias empiecen a postular el próximo año, eso sin perjuicio, de los que ya están postulados y salen del presupuesto y del banco de subsidios aún de la Región del Biobío. Hay una suerte de transición: los proyectos que ya están ingresados son de responsabilidad de Biobío y los que parten —donde están incluidos los $7 mil millones— son de responsabilidad de la nueva región de Ñuble. En ese proceso de transición estamos apoyando de buena manera para que todos los proyectos de arrastre terminen bien y los otros partan bien”, explicó.

Consultado por la prensa sobre la contingencia regional, y respecto a los problemas con “loteos brujos” que existen en la región, el titular del Minvu comentó que el trabajo es regularizar los terrenos y que eso lo están llevando adelante en conjunto con Ministerio de Bienes Nacionales: “Es un tema empujado por Bienes Nacionales, y nosotros (Minvu) lo que vamos a hacer, respecto a los loteos que ya están en marcha y que se están regularizando, evidentemente es apoyar en su regularización, en cuanto a la urbanización cuando sea el minuto adecuado para hacerlo. En eso el Gobierno ya tomó una decisión: modificó la ley, que sanciona fuertemente a los que están organizando estos loteos brujos y será mucho más restrictivo en cuanto a los permisos”, puntualizó.

En torno a otro problema que afecta a Chillán, la contaminación ambiental, el ministro Monckeberg aseguró que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente para atacar el problema tanto desde el mejoramiento de viviendas como de nuevas formas de energía para temperar las casas: “En esta ciudad (Chillán) y en las regiones como La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, están fuertemente afectados por la contaminación, y nosotros de la forma en que podemos aportar es en el mejoramiento de viviendas, la aislación térmica, el cambio de techumbre y el cambio de ventanas, que permite una mejor eficiencia energética y, por lo tanto, una mejor ventilación; pero esto tiene que ir de la mano con el cambio de calefactores y eso es una coordinación que estamos llevando adelante con el Ministerio de Medio Ambiente”, explicó.

El ministro aprovechó la visita a la región, además, para participar de la ceremonia del reinicio de las obras del complejo habitacional Santa Rita que contempla la construcción de 217 nuevas viviendas para los habitantes de Chillán Viejo. Así, luego de 6 años de lucha los vecinos podrán contar con su vivienda propia, proyecto social que se había visto truncado debido a la paralización de las obras en 2017.

Volver