400 ascensores certificados presenta la Región de Biobío

Publicado el:21 de jun del 2018

Concepción.- En marzo de 2017 la normativa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo estableció obligaciones en materia certificación de ascensores para edificaciones de vivienda y distinto a la vivienda. En el caso de la primera, las certificaciones tendrán un período de duración de dos años, mientras que la segunda, de uno.

Conscientes de esta actualización de la norma, los distintos encargados de edificios de la Región de Biobío comenzaron a cumplir con este requisito. Desde marzo del año pasado a la fecha son cerca de 400 ascensores que han sido certificados en la zona. Según el registro del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, las edificaciones certificadas corresponden a: Concepción (158); Chillán (76); Talcahuano (57); Los Ángeles (42); San Pedro de la Paz (23); Tomé (17); Chiguayante (13); Hualpén (10); Pinto (1).

Si bien la cifra regional es importante faltan edificaciones que aún no poseen este importante sello en sus equipos. Por este motivo, la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo realizó una jornada de difusión y actualización de certificación de ascensores en el contexto de las nuevas exigencias tanto para edificios públicos y privados. La actividad fue encabezada por el Seremi de la cartera de Vivienda y Urbanismo en la zona, Emilio Armstrong, y contó con la asistencia de las Direcciones de Obras Municipales (DOM) de la zona, inscritos en registro de mantenedores y certificadores de ascensores, administradores de edificios, corredores de propiedades, entre otros actores relevantes en materia de edificios

“Para nosotros es muy importante la seguridad de las personas. A diferencia de otras leyes que no necesariamente dicen relación con el riesgo de vida de las personas, pero en este caso una ley para que certificadores logren mantener un ascensor de buena manera, con sus mantenciones al día y que cumplan con la ley y exigencias, para nosotros es vital porque estamos hablando de vidas. Por eso hemos tomado la decisión de realizar una serie de jornadas de difusión que les va a permitir a los certificadores y futuros certificadores poder cumplir con las exigencias, de igual manera a las DOM”, explicó el Seremi Armstrong”.

La Ley Nº 20.296 establece disposiciones para la instalación, mantención e inspección periódica de los ascensores y otras instalaciones similares. La citada Ley incorporó el artículo 159 bis a la Ley General de Urbanismo y Construcciones, y creó el Registro Nacional de personas naturales y jurídicas que prestan servicios de instalación, mantención y certificación de ascensores, tanto verticales como inclinados o funiculares, montacargas y escaleras o rampas mecánicas y estableció las infracciones a las normas que regulen la instalación, mantención y certificación de funcionamiento de los ascensores.

“Es un encuentro oportuno y nos va a permitir profundizar ciertas dudas que se van a ir dando en el camino. Creo que es bueno que nos juntemos las direcciones de obras y el Ministerio de la Vivienda a compartir experiencias. En el caso de nuestra comuna estamos preparando el catastro de los edificios porque Chiguayante ha cambiado su morfología y la densificación ha significado la creación de edificios que necesitan ascensor y por lo tanto estamos catastrando y simultáneamente estamos buscando los antecedentes de la recepción para proceder administrativamente a generar toda la comunicación con los administradores y avanzar en el proceso de certificación que es fundamental para que ellos tengan seguridad en su edificio", Marcos Muñoz, director de obras municipales de la comuna de Chiguayante.



Los instaladores, mantenedores y certificadores deben cumplir una serie de requisitos como título profesional ad hoc, experiencia en el rubro y un número determinado de equipos atendidos. Pero la norma, también establece infracciones a los profesionales que incurran en el no cumplimiento de las disposiciones legales y fallas graves que pongan en peligro la integridad y seguridad de las personas. Las sanciones pueden ir desde una multa en dinero, sanción por escrito y hasta la suspensión o eliminación del registro.

“Nos interesa que las personas puedan comprender la norma y los alcances que posee porque los actores desconocen las responsabilidades que tienen y el rol que deben cumplir en esta materia. El Minvu lleva un registro especial de instaladores, mantenedores y certificadores y este registro señala quienes están habilitados para hacer estas labores y no cualquier persona. Las direcciones de obras tienen la facultad de poder fiscalizar el cumplimiento de esta normativa al decir que hayan mantenciones mensuales y las certificaciones que correspondan”, manifestó el expositor y arquitecto de la División Desarrollo Urbano del Minvu, Ricardo Leñam.

El Minvu ha puesto al servicio de la comunidad un moderno sistema mediante el cual cualquier persona puede verificar la autenticidad de los sellos de certificación de ascensores a través del código QR que contiene el adhesivo instalado al interior del ascensor.

Volver