En Los Ríos se entregan subsidios habitacionales para comunidades indígenas favorecidas por Fondos de Tierras de Conadi

Publicado el:04 de ene del 2018

Lago Ranco.- Nueva línea del Programa de Habitabilidad Rural ayudará a familias de Lago Ranco, Lanco y Panguipulli que no cuentan con recursos para construir sus viviendas en terrenos adquiridos por la Conadi.

Comunidades mapuches de Lago Ranco, Lanco y Panguipulli favorecidas por el Programa de Fondo para Tierras y Aguas Indígenas de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) recibieron subsidios habitacionales por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en Los Ríos.

La iniciativa beneficia a las comunidades indígenas Ilihue en Lago Ranco; Huane y Hueima en Lanco y Ampaniguen Tayos Altos, Leal Neiman, Huina Huiincul y Pedro Quintuman de la comuna de Panguipulli.

Se trata de una nueva línea de acción del Programa de Habitabilidad Rural del MINVU que va en directo beneficio de familias que no cuentan con los recursos para construir una vivienda en terrenos entregados por Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), a través del Fondo de Tierras.

La acción, desarrollada en conjunto con la Conadi y el Ministerio de Desarrollo Social, busca ayudar a las familias que no han podido habitar estas tierras por múltiples razones, entre ellas, porque no pueden postular a un subsidio habitacional al ser beneficiarios en el sector urbano de otro subsidio o la falta de recursos.

Para la seremi de Vivienda, Javiera Maira, el llamado tiene como propósito brindar las condiciones para que las familias y comunidades indígenas puedan hacer uso de las tierras entregadas por la Conadi. Y en esa línea -agregó- el MINVU es un actor más que colabora en asentar las bases en el reconocimiento de la población indígena y las políticas públicas dirigidas a ella.

El llamado estuvo destinado a la construcción viviendas en el sitio del residente que considere la construcción de una superficie mínima de 45 metros cuadrados. Adicional al subsidios base, el Programa de Habitabilidad Rural contempla subsidios complementarios que no requieran de un ahorro mayor a 200 UF para financiar servicios básicos; de 100 UF para mejoramiento del terreno donde se emplaza la vivienda; y de 100 UF para asumir condiciones geográficas, culturales y productivas particulares.

Volver