Minvu O’Higgins cumple compromiso de tener funcionando ascensor de edificio de Rancagua

Publicado el:26 de dic del 2017

Rancagua.- Los residentes de la Torre 1 de la Alameda de Rancagua, recibieron una excelente noticia esta Navidad con la reparación de uno de los dos ascensores que tenían fuera de servicio, lo que les permitirá entrar y salir del edificio de 21 pisos sin tener que utilizar las largas escaleras.

Ante tal anuncio, los vecinos expresaron su satisfacción. Entre ellos, Miliam Cofré, directora del edificio, quien aplaudió las gestiones realizadas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. “Estamos muy contentos de que esté funcionando el primer ascensor. Recién conversando con el Seremi de Vivienda, nos enteramos que tendremos el segundo reparado aproximadamente para abril, y eso nos pone muy contentos. Le damos las gracias eternas a don Hernán Rodríguez (seremi Minvu), y Víctor Cárdenas (director Serviu O’Higgins) por todo lo que se realizó aquí”, celebró.

Una opinión similar es la que tuvo José Díaz, quien declaró estar más aliviado. “Del domingo 24 que hemos podido ocupar el ascensor. Estábamos aburridos de andar subiendo por las escaleras con todos los paquetes, estaba cansado y todo era muy complicado. Yo tengo sólo 73 años y estaba así de complicado, imagínese cómo la sufrían las personas de más edad”, comentó.

Al respecto, Hernán Rodríguez, Seremi del Minvu, resaltó que “a través del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, se pudo acceder a una asignación directa, lo que permitió que uno de los ascensores pueda estar funcionando en estos momentos. Ya cumplimos con uno de los compromisos que teníamos con los vecinos con respecto a las obras físicas, y esa también era la meta que nosotros, como organismo, nos habíamos planteado”.


En relación a los trabajos realizados, el director del Serviu O’Higgins, Víctor Cárdenas, explicó que “como las máquinas eran antiguas, ya no existían repuestos para repararlas. Por este motivo se hizo un complejo trabajo de restauración, en el que se mantuvo la caja original, pero toda la mecánica y la parte eléctrica se hicieron desde cero. Tiene un sistema a prueba de cambios de voltaje, de modo que si el peso de los usuarios a bordo supera el máximo, el ascensor se bloquea y no funciona”.

El mejoramiento del elevador tuvo una inversión de 80 millones de pesos. De este monto, 68 millones fueron otorgados por el Minvu y 12 millones por los mismos vecinos.

Volver