Minvu llega hasta la aislada localidad de Puerto Edén para entregar subsidios de mejoramiento a 35 familias

Publicado el:09 de nov del 2017

  • Ministra Paulina Saball se trasladó este miércoles a la zona, donde aseguró que “lo importante es que no son solamente los certificados, sino que ahora mismo también llega a Puerto Edén el equipo con la empresa contratista, por lo tanto estamos asegurando que empiecen las obras y esas viviendas puedan ser mejoradas”.
  • Se trata de un sector habitado principalmente por integrantes del pueblo kawésqar, distante a 27 horas de navegación desde Puerto Natales. Esta entrega se suma a la realizada anteriormente en Villa Ukika, otro de los puntos más extremos del país en la comuna de Cabo de Hornos, donde 20 familias recibieron subsidios de mejoramiento de viviendas.

 

Para entregar personalmente los subsidios que les permitirán mejorar sus viviendas a 35 familias, es que la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, se trasladó este miércoles hasta la aislada localidad de Puerto Edén, una de las zonas más extremas del país, perteneciente a la provincia de Última Esperanza, en la región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Se trata de viviendas que presentan un avanzado estado de deterioro debido a su antigüedad y la exposición permanente a las inclemencias climáticas, las que ahora gracias a este aporte estatal podrán ser recuperadas, brindándole mejores condiciones de habitabilidad a las familias.

“Lo importante es que no son solamente los certificados, sino que ahora mismo también llega a Puerto Edén, el equipo con la empresa contratista, con los profesionales del SERVIU y las personas que van a iniciar las construcciones, por lo tanto, conjuntamente con el financiamiento y el certificado de subsidio, estamos asegurando que empiecen las obras y esas viviendas puedan ser mejoradas”, señaló la ministra Saball. Agregó, además, que “a eso hay que sumar la inversión que va a hacer el Gobierno Regional para incorporar las pasarelas y abordar los temas de urbanización, por lo tanto, el cambio que se va a generar en la vida de las personas es muy significativo desde el punto de vista de una habitabilidad más segura, más confortable, con mayores niveles de bienestar, y teniendo también una vivienda que sea mucho más bonita y adecuada al medio al cual se vive”.

Los montos de los subsidios superan ampliamente los asignados en los programas regulares debido a que forman parte del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas, medida presidencial que busca alcanzar la equidad social y territorial en las zonas más apartadas del país. “Esto es muy importante, pues es cumplir con un compromiso que hicimos desde el inicio del mandato de la Presidenta Bachelet, que era potenciar las medidas del Plan de Zonas Extremas y las políticas de vivienda con el propósito no sólo de construir más, de construir mejor, sino también llegar a los distintos sectores de la región de Magallanes”, indicó la autoridad de Gobierno.



El sector, habitado principalmente por integrantes del pueblo canoero kawésqar y distante a 27 horas de navegación desde Puerto Natales, tenía escasas posibilidades de ser intervenido por los elevados costos de construcción, que implican el traslado de materiales vía marítima y alzar las viviendas sobre pilotes, ya que se ubican sobre suelo de turba y se conectan entre sí por un sistema de pasarelas.

Los proyectos de inversión impulsados a través del Plan Especial de Desarrollo para Zonas Extremas apunta directamente a temas de conectividad, accesibilidad, desarrollo económico y productivo, para mejorar las condiciones de vida, habitabilidad y el bienestar de todos los habitantes de Chile, articulando de forma equilibrada el desarrollo y crecimiento con el bienestar y la equidad.

Cabo de Hornos



El Proyecto de habitabilidad del Programa de Protección del Patrimonio Familiar del Minvu, en el contexto del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas, también alcanzó a la comuna de Cabo de Hornos, en la Provincia Antártica Chilena.

Allí se entregaron 20 subsidios de mejoramiento integral de viviendas, para la comunidad indígena yagán que reside en Villa Ukika y 123 subsidios para toda la población civil de Puerto Williams, ambos ubicados en Isla Navarino, con una inversión total que bordea los 2.200 millones de pesos (84.084 UF).

Esta inversión es la muestra de una política pública de carácter histórico, con la cual por primera vez el Estado de Chile, desarrolla una cartera de inversiones y medidas administrativas que responden a las condiciones reales de la población que vive en las zonas más aisladas de la región más austral del país y que por años se vio impedida de optar a beneficios cuyos criterios de calificación no se ajustan a las condiciones de vida de las zonas extremas.

Volver