Académicos, privados y ministerios debaten sobre la focalización territorial de los programas sociales y urbanos

Publicado el:08 de sep del 2017

  • Asistieron el subsecretario de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez; el decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, Ignacio Briones, y el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Pablo Contrucci.

Representantes de la academia, del sector privado y de los ministerios, debatieron sobre la focalización territorial de los programas sociales y urbanos, y compartieron metodologías espaciales que apoyan esta labor, durante el Simposio Modelos Espaciales de Gestión Social Urbana: ¿Cómo poner en valor la inversión pública en barrios?, organizado por el Minvu y el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez.

En la oportunidad, participaron el subsecretario de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez; el decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, Ignacio Briones, y el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Pablo Contrucci. Los encargados de mostrar sus estudios sobre metodologías espaciales fueron el gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción, Javier Hurtado; el director del Centro de Inteligencia Territorial CIT e investigador del Centro de Conflicto y Cohesión Social COES de la Universidad Adolfo Ibáñez, Luis Valenzuela; el jefe de la División de Focalización del Ministerio de Desarrollo Social, Nicolás López; y el coordinador del Departamento de Gestión Territorial y Urbana, de la División de Desarrollo Urbano del Minvu, Pablo Morán.

Al respecto, el subsecretario de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez, precisó que “con el fin de mejorar la promoción y focalización de las políticas sociales, hoy en día se hace necesario implementar nuevos enfoques como aquel de carácter territorial. Este enfoque nos permite visualizar las desventajas e identificación de grupos prioritarios de una manera mucho más eficaz y eficiente, así como transformar en protagonistas a la ciudadanía y los actores locales”.




Por su parte, el decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, Ignacio Briones, sostuvo que “un desafío central de toda política pública, es la necesidad de tener mejores datos para mejores diagnósticos. Para la planificación urbana, que lidia con sistemas complejos, esto es esencial. A su vez, la tecnología, y el estudio del CIT-UAI así lo ilustra, nos permite hacer un zoom y llevar la mirada de la planificación urbana a niveles micro inimaginables en el pasado”.

Desde la Cámara Chilena de la Construcción, el gerente de Estudios, Javier Hurtado, indicó que “lo interesante del simposio es que, hemos llegado entre todos en formas distintas, a mirar más o menos las mismas zonas críticas. Eso es muy potente, porque quiere decir que tenemos bastantes metodologías que se pueden usar e incluso integrar, para identificar las áreas críticas de las comunas del país. Lo interesante es que convergen y estamos hablando de lo mismo. Ahora lo que viene hacia adelante es ver cómo se abordan los temas y cómo solucionamos los problemas”.

En tanto, el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Pablo Contrucci, destacó que “esta es una oportunidad para conversar sobre la incidencia que tiene la dimensión territorial en la calidad de vida de las personas; y el trabajo que venimos haciendo en esa línea y de la gestión urbana. El Programa Quiero mi Barrio, creado hace poco más de una década, en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, conectó de nuevo al ministerio con la gestión social y con el territorio, las personas y sus circunstancias espaciales, e incluso ha permeado a otros programas. De hecho, la política habitacional, hoy en día, es muy distinta: tenemos proyectos integrados; hemos logrado mantener los números, incorporar la integración social y mejorar el entorno de las personas”.

Trabajo del Minvu


La Comisión de Estudios Habitacionales y Urbanos, a través de su Equipo de Análisis Territorial, en conjunto con el Equipo del Departamento de Gestión Territorial y Urbana, de la División de Desarrollo Urbano, diseñaron una metodología para definir Zonas de Vulnerabilidad, lo que permitirá focalizar la intervención social y urbana del Programa Quiero Mi Barrio. Esta metodología se utilizó para que las Secretarías Regionales Ministeriales de Vivienda y Urbanismo definieran 50 nuevos barrios a intervenir, en 81 ciudades del país. Se aplicó en zonas urbanas, sobre 40.000 habitantes, fuera del Área Metropolitana de Santiago y se generó a partir de un modelo con cuatro variables georreferenciadas: Accesibilidad de Escala Urbana, Accesibilidad de Escala Barrial, Déficit Urbano y Vulnerabilidad Social.

Trabajo de la UAI

 
La Universidad Adolfo Ibáñez, a través del Centro de Inteligencia Territorial, diseñó una metodología para evaluación de Proyectos Urbanos Integrales del Minvu, a partir de la Matriz de Bienestar Territorial. La Matriz de Bienestar Territorial y sus indicadores permite calcular el estándar de bienestar territorial antes de las intervenciones cuando se trata de iniciativas que priorizan la recuperación de zonas deterioradas, vulnerables o segregadas. La construcción de Indicadores de Bienestar Territorial (IBT) permite generar análisis y evaluación de políticas públicas, empleando unidades funcionales mediante un proceso metodológico que supere las limitaciones de las zonificaciones convencionales. Los Indicadores de Bienestar Territorial han sido utilizados también, en conjunto con la Cámara Chilena de la Construcción, para la definición de zonas críticas dentro de 22 ciudades chilenas. Los modelos espaciales generados, son reflejo de los objetivos del CIT de difundir e implementar investigación aplicada.

Volver