Ministra plantea desafíos del Minvu para la sustentabilidad de las obras a escala barrial

Publicado el:05 de sep del 2017

A través del Seminario “Sustentabilidad a Escala Barrial”, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus) de la Pontificia Universidad Católica de Chile presentaron los antecedentes del estudio y análisis que realizaron ambas instituciones a la intervención del Programa “Quiero Mi Barrio” en distintas regiones del país.

Se trata de un estudio exploratorio centrado en la observación y el levantamiento de información, con el fin de profundizar sobre la sustentabilidad de las obras físicas e intervenciones sociales desarrolladas en 12 barrios de cuatro regiones del país, donde el Minvu concluyó su trabajo hace más de 5 años.

La Ministra Paulina Saball rescató que el estudio aporta en el cumplimiento de uno de los desafíos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que dice relación con la sustentabilidad de las inversiones que se realizan en los territorios, y permite conocer qué factores colaboran y obstaculizan a la mantención en términos sociales y materiales de las inversiones que realiza el Minvu.

Asimismo -añadió la Ministra Saball- en este estudio se entiende a la sustentabilidad como el detonador de un proceso de largo plazo, donde se requiere del empoderamiento de las comunidades y el compromiso de los municipios para la mantención de las obras y para el desarrollo de nuevos proyectos que aporten en el mejoramiento integral de la calidad de vida en los barrios y las ciudades.

Respecto a la mantención de las obras, el estudio arrojó, por ejemplo, que el 88% de los vecinos cree que las obras se han mantenido de manera adecuada. Por otra parte, un 66% de las personas encuestadas considera que el Programa “Quiero Mi Barrio” contribuyó a generar una mayor mantención y cuidado de los espacios público por los vecinos del barrio.

Joan MacDonald, coordinadora de Slum Dwellers Internacional, rescató la importancia de este tipo de estudios, ya que son un aporte para el fortalecimiento de las políticas públicas y un estímulo para no perder el eje y el foco en el desarrollo urbano, que es más positivo cuando se ejecuta a través de procesos participativos y con el involucramiento ciudadano.

En tanto, Luis Eduardo Bresciani, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, rescató la importancia que ha tenido la política a escala barrial que ha implementado el Minvu desde el 2006 a la fecha, en la cual el Programa “Quiero Mi Barrio” se ha transformado en el detonante de una intervención integral en el territorio y modelo para otras políticas públicas.

Asimismo, hizo énfasis que uno de los grandes desafíos es visualizar la importancia que tendrán en el futuro los gobiernos regionales en la implementación de las políticas urbanas y en la ejecución de proyectos que aporten al mejoramiento de la calidad vida en las ciudades.

Otro de los datos interesantes que arrojó el estudio, rescató Margarita Green, investigadora principal Cedeus, estuvo vinculado al eje Identidad, ya que el 79% de las personas declaró sentirse orgullosa o muy orgullosa por vivir en su barrio, y este nivel aumentó tras la ejecución del “Quiero Mi Barrio”; mientras que un 65% se proyecta viviendo en el barrio en los próximos 10 años.

Además, añadió Green, un 80% de los vecinos indicó que el programa aportó a la imagen externa del barrio y a mejorar la valoración de los mismos residentes.

Volver