Minvu dio a conocer Manuales de Diseño y Construcción de Ciclovías

Publicado el:13 de may del 2015

Su objetivo es proporcionar estándares de diseño y constructivos que contribuyan con que las ciclovías que se construyan en el país sean de mejor calidad, cómodas y seguras, en el marco de la medida presidencial que lidera el Ministerio de Vivienda y Urbanismo que persigue la construcción de 190 kilómetros de ciclovías de alto estándar.

Ministra Saball explicó que iniciativa se enmarca en la Política Nacional de Desarrollo Urbano impulsada por la Presidenta Bachelet, que persigue el fomento de la movilidad urbana a través del uso compartido del espacio público, el tránsito peatonal y el uso de la bicicleta, como claves para el desarrollo de ciudades sustentables que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.


Con alta participación de movimientos ciudadanos de ciclistas y otros organismos de la sociedad civil, la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball; en compañía del Intendente Metropolitano, Claudio Orrego; del Subsecretario de Transportes,Cristián Bowen, y de la Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, lanzó oficialmente los manuales de diseño y construcción de ciclovías, importante insumo que servirá como base para la construcción de 190 kilómetros de ciclovías en todo el país, medida presidencial que lidera el Minvu.

En la intersección de calles Rosas y Teatinos, en el corazón del centro de Santiago, las autoridades presentaron oficialmente el nuevo manual e hicieron entrega a ciclistas que a tempranas hora de la mañana transitaban por el lugar.

La Ministra Saball explicó que una de las metas del Gobierno de la Presidenta Bachelet “tiene que ver con ciudades más inclusivas, que realmente acojan no solamente a la diversidad de personas y habitantes, sino que también a los distintos modos de transporte. Y dentro de eso, una de las metas presidenciales son 190 kilómetros de ciclovías de alto estándar”.

Si bien los manuales contienen recomendaciones y no constituyen normas, se espera que su uso se generalice para contar con infraestructura vial de ciclovías más homogénea, respetando la diversidad de situaciones geográficas y climáticas existentes a lo largo de Chile, las cuales requerirán que sus recomendaciones se adapten a las realidades locales en distintos lugares del país.

La secretaria de Estado agregó que “partimos por preguntarnos qué es una ciclovía de alto estándar. Lo importante es que esta pregunta la respondimos colectivamente, con las distintas organizaciones de ciclistas, con los municipios y con el Ministerio de Transportes que ha sido una parte fundamental del cumplimiento de esta meta. Y finalmente elaboramos un manual de diseño, que es lo que hoy estamos entregando, que define lo que es una ciclovía de alto estándar, entendiendo por aquella una que incorpora a la ciclovía como una forma de movilidad urbana, y por lo tanto, va por la calzada, tiene un ancho determinado, tiene una señalética, comparte las señalizaciones del tránsito con los automóviles, no compite con los peatones, sino que se instala dentro de la ciudad con toda la legitimidad de un medio de transporte”.

Por su parte, el Subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, felicitó la iniciativa y sostuvo que “estamos haciendo un fuerte trabajo para poder entender que tenemos que comportarnos mejor, entender por dónde circular, que no podemos seguir discutiendo entre ciclistas, peatones y automovilistas, sino todo lo contrario, empezar a entender que compartimos el espacio vial. Además, tenemos que trabajar en modificar la normativa. La ley del tránsito fue hecha en un momento en que casi todos los viajes se realizaban en auto, y hoy tenemos el espacio para trabajar en algo diferente”.

El Intendente Regional, Claudio Orrego, sostuvo que “esto demuestra la importancia de la coordinación entre ministerios, los municipios, intendencia y la participación de los usuarios. Aquí se ha utilizado el saber y la sabiduría de quienes ocupan la bicicleta y las calles de Santiago todos los días”.

Por su parte, la Alcaldesa Tohá destacó el avance que supone la generación de estos manuales. “Esto va a significar un enorme avance para los peatones, aclarando que las veredas son para ellos. Segundo, para la seguridad vial, porque no solamente la idea es hacer ciclovías para la foto, sino que sea una infraestructura que sirva para transporte, sea segura y que esté armonizada con las demás formas”, dijo.

El manual de Diseño de Ciclovías del Minvu propone 7 puntos:



1. Ciclovías más anchas, deseables de 2,4 metros para bidireccionales y 1,8 para unidireccionales; más cómodas (con curvas suaves y pendientes adecuadas); con separaciones de los autos visibles y seguras en caso de caídas.

2. Ciclovías emplazadas en la calzada y preferentemente unidireccionales, por el lado derecho del sentido del tránsito, porque es el esquema que presenta menos conflictos de operación.

3. Intersecciones a nivel de calzada y operando con las mismas normas de tránsito que los otros vehículos, porque así los movimientos del ciclista son más visibles y predecibles; con definiciones claras para resolver cómo girar, y entrar o salir de las ciclovías.

4. Demarcaciones de color azul en los cruces, para hacer más visible para los vehículos los lugares por donde cruzan ciclistas, ya que las esquinas son las zonas en las que se producen más accidentes.

5. Iluminación pareja, para evitar encandilamientos y uso de luz blanca que ayuda a una mejor reproducción de los colores, da mayor sensación de seguridad y mejora el entorno urbano.

6. Ciclovías con contadores de bicicletas, para monitorear la red y acomodar la oferta de infraestructura si los patrones de viaje aumentan o decrecen. Además, permiten tener información fidedigna de los viajes en bicicleta, lo cual hoy es difícil de obtener.

7. Ciclovías con biciestacionamientos tipo U invertida, los más cómodos y seguros para los ciclistas, para uso de candados, no de cadenas ni cables. La segunda razón más común para no usar la bicicleta es la falta de estacionamientos donde estacionarla.

En términos de estándares constructivos, el manual sugiere las siguientes recomendaciones técnicas:



1. Características de los materiales, estableciendo los atributos mínimos que éstos deben cumplir para ser aptos para su uso en proyectos de ciclovías, por ejemplo, espesores mínimos de los pavimentos.

2. Principales aspectos a considerar durante el desarrollo de las obras, que permitan ejecutar las partidas adecuadamente, considerando por ejemplo, las limitaciones climáticas que puedan afectar la calidad de los pavimentos.

3. Controles de calidad, señalando propiedades que deben cumplir las partidas o productos, así como los métodos de verificación de las mismas, por ejemplo, compactación y espesores de los materiales que componen la ciclovía.

Los manuales pueden ser descargados desde hoy en www.minvu.cl o directamente al link: http://bit.ly/MBiciM

Volver