Minvu y Justicia firman convenio que permite a personas privadas de libertad trabajar en la construcción de viviendas sociales

Publicado el:13 de jun del 2013

El programa de reinserción laboral beneficiará en una primera etapa a 75 internos de la Región de Atacama, para luego ser replicado en el resto de las regiones donde se requiera mano de obra.

Copiapó, 13 de junio de 2013. El ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez (@ministroperezm), y la ministra de Justicia, Patricia Pérez, firmaron un Convenio de Colaboración Mutua que permitirá a los internos de recintos carcelarios de la Región de Atacama ser contratados por empresas constructoras de viviendas sociales y obras urbanas. La iniciativa, pionera en su tipo, se hará extensiva al resto del país.

Las autoridades explicaron que, en una primera etapa, se favorecerá a 75 personas privadas de libertad en la Región de Atacama, entre hombres y mujeres, quienes podrán capacitarse y trabajar directamente contratados por una constructora para la asignación de tareas y el pago de remuneraciones, que podrán aportar al ingreso familiar.

Gendarmería supervisará el comportamiento de los internos, y podrán acogerse al programa quienes tengan salidas controladas al medio libre, salida dominical, libertad vigilada, libertad intensiva, reclusión parcial y remisión condicional.

“Ya tuve esta experiencia como intendente en O'Higgins, donde me tocó hacer una fábrica de mediaguas con los internos para los damnificados del terremoto, y fue una experiencia maravillosa. Los internos son personas que cometieron errores pero que merecen una segunda oportunidad. Vamos a hacer un convenio con el Ministerio de Justicia para extender este programa a todo el país donde se requiera mano de obra”, dijo el ministro Rodrigo Pérez.

La titular de Justicia, en tanto, señaló que en el país más de 15 mil personas que realizan algún tipo de trabajo penitenciario, y explicó que unos de los desafíos de este gobierno es la profesionalización de la labor al interior de los recintos penales.

“Durante el gobierno del Presidente Piñera hemos impulsado una nueva política penitenciaria, que nos ha permitido fortalecer el estudio y el trabajo al interior de las cárceles chilenas. Hoy concretamos un nuevo hito, mediante una alianza innovadora, que permitirá que un número importante de internos no solamente aprenda un oficio, sino que además, se conviertan en personas con mayor compromiso social, que trabajarán en obras que beneficiarán directamente a la comunidad”, afirmó la ministra Patricia Pérez.

El convenio lo suscribieron la Dirección Regional de Gendarmería de Chile y el Serviu de Atacama, ante la presencia de los ministros, el seremi de Vivienda de Atacama, Pablo Carrasco, el director de Serviu Harry Lagunas, y un centenar de internos del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Copiapó.

Volver