Presidente Piñera y ministro Pérez lanzan programa para recuperar y demoler condominios sociales

Publicado el:09 de oct del 2012

En 2013 se invertirán $23 mil millones para sustituir los primeros 1.000 departamentos de condominios sociales por una nueva vivienda con los actuales estándares habitacionales.

Rancagua, 9 de octubre de 2012. El Presidente Sebastián Piñera, junto al ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez (@ministroperezm), y el subsecretario Juan Carlos Jobet, lanzó el nuevo programa de subsidios “Recuperación de Blocks: Segunda Oportunidad” para las familias que viven en departamentos deteriorados con severos problemas de hacinamiento y abandono.

Los primeros condominios sociales a intervenir serán Cerro Morado y Francisco Coloane, en la comuna de Puente Alto; Nuevo Horizonte II y Brisas del Mar, en Viña del Mar; y el condominio Vicuña Mackenna, en Rancagua, donde existen 1.793 departamentos con una superficie promedio de solo 38,2 metros cuadrados.

Estas familias no pueden postular a un subsidio estatal, ya que al haber sido beneficiados anteriormente no clasifican. Este programa les permite sustituir su actual vivienda por una nueva, a través de un subsidio flexible con los estándares de la nueva política habitacional. También contempla ayuda monetaria para el traslado de arrendatarios y el pago de una residencia transitoria.

“Este programa es una segunda oportunidad para aquellas familias que creyeron cumplir con el sueño de la casa propia y que hoy están atrapadas en condominios sociales de alta vulnerabilidad social, y que no cumplen con los estándares mínimos de una vida digna”, dijo el ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez.

Con una inversión que sobrepasa los 23 mil millones de pesos para el 2013, se intervendrá de manera gradual los primeros 1.000 departamentos, hasta llegar a los 4 mil anuales.
La postulación es voluntaria y conjunta, es decir que los propietarios que habiten los conjuntos seleccionados deben hacerlo junto a los otros propietarios de la copropiedad para recibir el subsidio habitacional que les permitirá comprar una vivienda nueva o usada.

“Este gobierno se hace cargo de una consecuencia indeseada, pero muy negativa, de la antigua política habitacional. El programa permite a los propietarios acceder a una nueva vivienda con los estándares que se merecen y busca, además, transformar los barrios con conectividad, espacios públicos y equipamiento que mejoren la calidad de vida de miles de familias vulnerables”, explicó el subsecretario Jobet.

El ministro Pérez valoró la movilidad que otorga el proyecto a las familias que quieran participar. “Este programa tendrá como principio básico la libertad de elegir de las personas. Los que quieran una vivienda en otro barrio contarán con la libertad para instalarse donde más les acomodé”.

Volver