Notas del Boletín

Caso de éxito: Boetsch

Publicado el: 06 de jul del 2012

Desde su inicio, la constructora Boetsch ha estado comprometida con la comunidad. Por esta razón, luego del terremoto y tsunami del 27 de febrero, se sumaron al Programa de Reconstrucción para aportar con su experiencia levantando viviendas sociales.

Actualmente, Boetsch participa del proceso de reconstrucción de la Región del Maule con cuatro modelos de vivienda certificada y dos conjuntos habitacionales.

Para aquellos casos en que los beneficiarios tenían un terreno propio, la empresa tiene dos modelos chilenos (Tecnofast) y dos modelos españoles (Arpa) de viviendas, los que están entregando a damnificados repartidos en las comunas de Pelluhue, Chanco, Empedrado, Constitución y sus alrededores.

En cuanto a los conjuntos habitacionales en nuevos terrenos, Boetsch está construyendo 122 casas en Pelluhue y 320 departamentos en el cerro Quinta Gaete de Constitución. Próximamente esperan iniciar un conjunto de 54 casas en Curanipe y 390 departamentos en el cerro Vista Hermosa de Constitución. Todos incluyen urbanización.

Compromiso social
Hace cuatro años que la compañía levanta viviendas sociales, por lo que su construcción no es nueva para ellos. “El cura Berríos (Felipe Berríos, ex capellán de Un Techo para Chile) nos pescó en un momento y nos dijo ‘ya po, paren de ganar plata y empiecen a moverse, porque necesitamos erradicar los campamentos’ y la verdad es que nos tocó una fibra y dijimos vamos”, cuenta Cristián Boetsch, presidente ejecutivo de la compañía.

Con este mismo espíritu, luego del terremoto del 27-F aceptaron el desafío de trabajar por la reconstrucción. “Nos motivó mucho la fuerza e iniciativa de Felipe Cubillos, fundador del Desafío Levantemos Chile. Además, nos llamó la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) para apoyar el convenio suscrito con el Minvu, así que decidimos participar de esta iniciativa”, recuerda Cristián Boetsch, quien es miembro de los directorios de varias fundaciones y del Consejo del Área Social de la Cámara Chilena de la Construcción.

De esta forma, la motivación de la constructora para participar de este proceso fue ayudar. “Nuestro negocio es la gestión y construcción de proyectos inmobiliarios y es ahí donde nos va bien. Esto otro (la construcción de viviendas sociales) lo abordamos como proyectos de RSE, así que nos damos por satisfechos si salimos en azul y no perdemos plata”. Por esto, señala que el gran premio será ver a las familias damnificadas felices viviendo en los departamentos y las casas que ellos han hecho, una vez que finalice el proceso de Reconstrucción.





» Leer más

Volver