Nuevas viviendas para damnificados se levantarán en terrenos de la ex villa Cordillera en Rancagua

Publicado el:20 de ene del 2012

El proyecto de reconstrucción del comité “Villa Cordillera, etapa 24” surgió del deseo de las familias damnificadas de no emigrar del barrio en el cual han generado sus redes sociales.

Rancagua, miércoles 18 de enero de 2012. Un total de 31 familias que residían en villa Cordillera de Rancagua hasta el terremoto de febrero de 2010 y que están agrupadas en el comité etapa 24, recibieron esta tarde sus subsidios habitacionales de reconstrucción. Gracias a ellos sus nuevas viviendas podrán ser construidas, permitiéndoles por fin vivir de forma tranquila junto a sus seres queridos.

La ceremonia de entrega de los certificados del Programa Fondo Solidario de Reconstrucción se realizó en dependencias del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) LGB O’Higgins y en ella la emoción y alegría se hicieron evidentes.

En la oportunidad, el Seremi de Vivienda y urbanismo, Wladimir Román, afirmó que “Villa Cordillera es uno de los lugares emblemáticos de la Región de O’Higgins. Hemos visto muchas lágrimas de felicidad, no sólo por tener ya sus subsidios, sino porque ya conocieron el proyecto, el que ellos mismo eligieron”.

Román agregó que “estoy muy feliz por todas las personas de este comité, porque han tenido mucha energía y confianza en el gobierno del Presidente Piñera para poder sacar adelante esto, que es un primer logro. No queremos cesar hasta que no estemos entregando las llaves de los nuevos departamentos, porque ese hecho es la culminación de este proceso”.

Por su parte, la presidenta del comité, Sonia Soto, agradeció el trabajo realizado por el Ministerio de Vivienda y señaló que “estamos muy contentos de haber llegado a este momento. Es un paso importante y nos ha costado mucho llegar hasta acá. Es una gran tranquilidad y ahora esperamos seguir con las otras etapas, las de construcción de nuestros departamentos y luego la entrega”.

Las nuevas viviendas serán levantadas en los mismos terrenos donde se ubicaban los antiguos edificios que conformaban las co-propiedades 19 y 24, que albergaban a más de 120 familias y que fueron calificados como inhabitables tras el gran sismo.

El proyecto de reconstrucción del comité Villa Cordillera etapa 24 nació a raíz de la necesidad de algunas familias damnificadas de no emigrar del barrio en el cual han generado sus redes sociales y el deseo de contar con una solución habitacional que les permitiera mantenerse en el sector.

Torres de departamentos de tres a cuatro pisos construidas completamente de hormigón armado serán levantadas para un total de 340 familias, siendo consideradas en la primera etapa 60. Y la densidad es la principal característica de este proyecto, pues ésta disminuye en casi un 40% con respecto a lo que sucedía antes del terremoto, hecho que mejorará considerablemente las condiciones de vida del barrio.

En cuanto a las viviendas en sí, éstas tendrán una superficie aproximada de 57 metros cuadrados e incluirán sistemas de mejoramiento medioambiental, los cuales contribuyen a disminuir el consumo energético y la utilización de combustibles, reduciendo también el gasto de las familias.

En términos prácticos, el proyecto cuenta con paneles solares que acumulan energía para calentar el agua y calefón que optimizan el uso de gas. También incorpora luminarias solares en las áreas comunes, contribuyendo al ahorro general y representa un aporte al medioambiente.

Un sueño cumplido

Esta semana también otras 25 familias damnificadas de la comuna de Paredones recibieron las llaves de sus nuevas casas. Se trata de viviendas tipo construidas en los mismos terrenos donde se ubicaban las que fueron afectadas por el terremoto.

A pasos de lograr el gran anhelo

El ansiado sueño de la casa propia también esperan cumplir pronto otras 150 familias –afectadas y no por el terremoto- de las comunas de Placilla, Palmilla, Marchigüe, Santa Cruz, Rancagua y Olivar, las cuales recibieron sus subsidios habitacionales.

Volver