Ministro Pérez Mackenna y alcalde Orrego entregan vivienda a madre e hijo que quedaron con discapacidad tras atropello en Peñalolén

Publicado el:21 de dic del 2011

 El departamento que recibió Paulina está ubicado en un primer piso del conjunto conjunto Bachantu Wenantu de la misma comuna. Tiene 56 metros cuadrados que le permitirán enfrentar este duro momento, con una mejor calidad de vida.

Peñalolén, miércoles 21 de diciembre de 2011. El ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez Mackenna (@ministroperezm), junto al alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego, y el director metropolitano del Serviu, Daniel Johnson, entregaron una vivienda a Paulina Alarcón y su hijo Franco de 8 años, quienes fueron atropellados por un hombre que conducía en estado de ebriedad y sin licencia de conducir el pasado 13 de enero.
A raíz del trágico accidente, la madre perdió la movilidad de una de sus piernas, mientras que a su hijo Franco fue necesario amputarle su pierna izquierda.

El departamento que recibió Paulina de manos del ministro Pérez Mackenna y el alcalde Orrego está ubicado en el primer piso del conjunto Bachantu Wenantu de Peñalolén. Tiene 56 metros cuadrados, incluye estar comedor, tres dormitorios, closet, cocina, logia y baño, además de contar en su entorno con juegos infantiles y dos sedes sociales, en un espacio público completamente integrado y seguro.

Paulina es madre soltera, tiene 31 años y antes del accidente trabajaba como asesora del hogar. Arrienda una especie de mediagua, que está instalada al fondo de un terreno, que es de difícil acceso, ya que presenta desniveles que dificultan el desplazamiento de ambos.
“No podemos quedar indiferencia a esta tragedia que dejó a una madre y su hijo Franco, de apenas 8 años con discapacidad, por eso le entregamos esta vivienda para que tengan todas las comodidades y se puedan desplazar con mayor facilidad para hacer sus tareas cotidianas. El gobierno del Presidente Piñera no olvida a sus ciudadanos, por eso esperamos que esta vivienda sea un incentivo, que les dé la fuerza a la familia para salir adelante”, dijo el ministro Rodrigo Pérez Mackenna.

Por su parte, el alcalde Claudio Orrego recordó las difíciles circunstancias por las que ha pasado la familia de Franco y enfatizó que “aquí hay una persona que causó esta desgracia y que está siendo procesada. Yo le pido a los jueces que apliquen una sanción que sea ejemplificadora. No puede ser que gente que ande conduciendo bajo la influencia del alcohol y que destruya familias, vuelva a manejar. Pido eso a nombre de Paulina, Franco y de tantos otros niños que han visto sus vidas truncadas por estas acciones”, explicó.

La tragedia

El pasado 13 de enero, los afectados se encontraban sentados en una banca, en la esquina de avenida Grecia con Río Lauca con dirección oriente, cuando un Peugeot 206, conducido por José Castro Torres de 27 años, perdió el control del vehículo.

El juicio contra José Castro comenzó este 20 de diciembre y el próximo sábado, en víspera de Navidad, se dará a conocer la condena, que podría ser de hasta 5 años de cárcel.
Paulina está a la espera de una operación para poder sanar una de sus piernas que está fracturada y presenta astillas, que le provocan un intenso dolor que le impide caminar. En tanto, Franco cursa segundo año básico del Colegio Miravalle de Peñalolén y hace pocos días, recibió una prótesis y se encuentra en tratamiento gratis en el Instituto de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda. Esta prótesis tiene un costo aproximado de 2 millones de pesos y a medida que va creciendo debe ir cambiándola.

Volver