Minvu Biobío entregó llaves de 38 viviendas y realizó tijerales de otras 600 en la comuna de Quirihue

Publicado el:16 de dic del 2011

Además el seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Saavedra, junto al senador Hosain Sabag y los diputados Frank Sauerbaum y Jorge Sabag, entregaron 652 subsidios de Reconstrucción.


El seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Saavedra, entregó el pasado viernes en Quirihue, comuna de la provincia del Ñuble, Región del Biobío, 38 viviendas en Sitio Propio, para familias de los comités La Ilusión I y El Llano, y 652 subsidios de Reconstrucción.

La autoridad, también encabezó, junto al senador Hosain Sabag, los diputados Frank Sauerbaum y Jorge Sabag, y el alcalde de Quirihue, la fiesta de los tijerales de 600 viviendas que se construyen para los habitantes de esta comuna.

“Una visita sencillamente exitosa, en la que dejamos claro que la Reconstrucción no sólo se lleva a cabo en los principales centros urbanos de la región, sino también en las zonas apartadas”, dijo el seremi Rodrigo Saavedra.

El periplo comenzó con la anhelada entrega simbólica de 38 llaves, que tuvo lugar en una de las casas a entregar, ubicada en el sector El Guanaco. Allí esperaba con ansias su propietario, José Quezada (79), quien no pudo contener las lágrimas al momento de recibir, lo que denomina su “sueño hecho realidad”. "Es un orgullo para mí recibir una casa tan linda. Además es grande y está cerca del pueblo, que es lo que más me gusta. Para los años que tengo, ya puedo decir que cuando me muera, me moriré en mi casa", expresó el nuevo dueño.

Saliéndose del protocolo, y aprovechando el emotivo momento, la primera autoridad de Vivienda de la región adelantó parte de la entrega de subsidios e hizo acreedora del documento a la hija de don José, Marta, quien junto a su esposo forman parte del comité Licarayén, uno de los cuatro beneficiados con la mega obra de 600 inmuebles.


“Es una felicidad doble para nuestra familia, porque recibimos la casita de mi papá y también nuestro subsidio, por el que esperamos más de 8 años. Actualmente, vivimos en una casa que está al lado de la vivienda nueva de mis padres, así que los tendré más cerca y eso es bueno, porque a su edad lo necesitan”, señaló la feliz mujer.

Construyendo el sueño de la casa propia

Posteriormente, el seremi Rodrigo Saavedra y el edil de Quirihue, se trasladaron hasta la Plaza de Armas de la comuna, donde continuaron la entrega de los 652 subsidios de Reconstrucción, 600 de ellos pertenecientes al Programa Fondo Solidario de Vivienda (FSV) y los 52 restantes al Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF), estos últimos dirigidos a la reparación y mejoramiento de inmuebles afectados por el terremoto. La alegría de las familias beneficiadas era evidente, sobre todo para quienes perdieron por completo sus casas, ya que este importante paso significó el comienzo de un proceso que los llevará a sus nuevas viviendas y con ello dejar atrás la fatídica madrugada del 27 de febrero de 2010.

Finalmente, y como ya es tradición, las autoridades, junto a parte de las 600 familias que recibieron sus subsidios, pertenecientes a los comités Altos de Quirihue, Licarayén, Tierra de Vientos y Jardines de Coiquén; se dirigieron hasta el conjunto habitacional en construcción, donde realizaron la celebración de los tijerales. En la cita, la multitud visitó una de las viviendas en obra y llevó a cabo la postura de la Bandera Chilena, dando con ello visto bueno a la edificación y graficando el claro estado de avance que presentan los futuros hogares. “Nosotros decíamos cuándo nos va a tocar la fiesta de los tijerales, cuándo vamos a colocar la Bandera Chilena en el conjunto. Pero gracias a las autoridades, esto es posible hoy. Lo que estamos celebrando es fruto de una lucha constante que viene desde 1999. Después del terremoto pensamos que la solución no iba a salir, pero finalmente se concretó y nuestro sueño ya es una realidad", aseguró el presidente del comité Licarayén, Alex Concha.

Por su parte, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Saavedra, destacó las tres actividades que se realizaron en Quirihue, señalando: "Lo que estamos abordando es la Reconstrucción que no se ve y que está en localidades apartadas de la región, allí donde ésta avanza y lo hace a paso firme, tal como lo demuestran los 3 hitos que celebramos. Estos proyectos permitirán que un gran número de familias damnificadas accedan a la vivienda definitiva, en un barrio equipado para una de las comunas con más daños a causa del terremoto".

Cabe destacar que el megaproyecto habitacional significó una inversión para el Minvu de más de 7 mil 500 millones de pesos y se trata de viviendas pareadas de dos niveles, que cuentan con una superficie individual de 45,05 m2, ampliables a 55,28. Además, consideran en el primer piso cocina, estar– comedor y baño; y en el segundo, dos dormitorios.

Volver