Más de 1.800 puestos de trabajos ha generado la reconstrucción en O’Higgins

Publicado el:21 de nov del 2011

Entre 150 y 300 personas trabajan en los proyectos que se están levantando en distintas comunas de la región. Esto permite que familias que no necesariamente fueron damnificadas del terremoto mejoren también su calidad de vida.

Rancagua, miércoles 16 de noviembre de 2011. El proceso de reconstrucción en la Región LGB O’Higgins no sólo ha permitido levantar viviendas para las familias damnificadas, sino que también se han generado más de 1.800 nuevos puestos de trabajo gracias a este plan.

Es el lado B de la reconstrucción que está llevando adelante el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) en la zona, una de las más afectadas por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

“La reconstrucción no sólo nos está permitiendo que familias que perdieron sus hogares tengan nuevamente sus viviendas. También de forma indirecta se están viendo beneficiados otros grupos familiares que pueden mejorar su calidad de vida a través del trabajo que realizan”, destaca Fernando Fondón, director regional de Serviu O’Higgins, recalcando que finalmente se crea una cadena de trabajo, porque también existen otras empresas y personas que se encargan de brindar los insumos para las faenas.

Los 1.800 nuevos empleos se refieren exclusivamente a la construcción de viviendas –casas y departamentos- en nuevos terrenos, proyectos que se traducen en conjuntos habitacionales que benefician directamente a unas 3.900 familias de diferentes comunas de la región que residirán en ellos.

Así lo confirma José Bernardo Sepúlveda, más conocido como “Don Beño”, quien tiene 58 años y vive en Peralillo. Según explica, gracias a la reconstrucción el trabajo ha aumentado en más del doble en comparación a lo que sucedía antes del gran sismo.

“Gracias a Dios nunca me ha faltado la pega, pero con el tema de la reconstrucción ha aumentado harto, en más de un 100%, y eso significa que gano un poquito más. Ha sido bueno para mí”, afirma Sepúlveda, quien proviene de una familia de obreros. Añade que “con la pega tengo para rato. Ahora son tres casas las que estoy haciendo, y ya tengo ocho más que me pidieron”.

Más empleo para Rancagua

En Rancagua, por ejemplo, sólo en los proyectos Don Mateo etapas I, II, III y IV; Los Álamos de la Cruz I y II; Dona Gabriela; Ilusión y Futuro, y Nuevo Horizonte I y II, se han generado alrededor de 880 empleos, con un promedio de 290 obreros por obra. Se suman, en esta misma comuna, otros 300 trabajadores que están levantando las villas Los Parques I y II, y Compañía Real I y II.

Otras comunas también aumentan el trabajo

En Rengo, a su vez, unas 300 personas accedieron a un nuevo empleo en el proyecto San Francisco II, III y IV; 200 más en Bicentenario I, II y II de Santa Cruz, y otros 150 trabajadores que están emplazando Nancagua I, II, III, y Nuevo Nancagua I, ambos de esta comuna; El Progreso de Pichilemu; Don Horacio IV de Santa Cruz, y Villa La Paz de Paredones.

“Antes del terremoto la empresa trabajaba con alrededor de 70 obreros, pero después del 27 de febrero aumentamos casi en un 120%”, manifestó Francisco Donoso, gerente general de la constructora Los Acacios, que está a cargo de estos proyectos, los cuales acogerán a 730 familias en total y estarán terminados durante 2012.

De forma similar, Orlando Villarroel, gerente técnico y Profesional de Obras de Constructora Vipalco que ya ha construido más de 200 viviendas tipo y trabaja en el emplazamiento de otras 300 en ocho comunas de la región, destaca que “cuando que iniciamos las obras de reconstrucción en noviembre de 2010 teníamos alrededor de 60 personas estables. El incremento ha sido un 200% aproximadamente a la fecha, entre trabajadores directos y subcontratados”.

El aumento en el empleo en la región se ha visto traducido en mayor cantidad de puestos de trabajo de distintas especialidades, como albañiles, carpinteros y gasfíter entre otros. Sin embargo, según las empresas constructoras, los jornales o mano de obra no calificada ha sido el grupo más solicitado, y se ha contratado en cada comuna, hecho que además permite que las personas no deban alejarse de sus hogares para optar a una alternativa de trabajo.






Volver