Aumentar textoDisminuir textoImprimir

Aprobaron recursos para familias del Loteo El Ovejero en Punta Arenas

Publicado el:27 de jul del 2010

Destinados al proceso de erradicación de las personas que habitan en la zona de riesgo, lo que dará paso a la habilitación del Parque Estero Llau Llau.

Punta Arenas, martes 27 de julio de 2010. Con la asignación de mil 500 millones de pesos se dará solución al problema habitacional, que aqueja por más de 15 años, a los vecinos del Loteo El Ovejero, en Punta Arenas, así lo confirmó el seremi de Vivienda y Urbanismo, Christian Matheson.

Son 67 familias las que permanecen en una zona de riesgo del loteo. Allí se presentan asentamientos y serios daños estructurales en sus viviendas, desde el año 1995, sin que hasta la fecha se oficializaran señales concretas de solución.

En este sentido, el seremi de Vivienda precisó que “es un primer gran paso dentro de un recorrido que no estuvo exento de postergaciones, dificultades y obstáculos, ya fueran deliberados o producto de la negligencia. No está demás reflexionar si en algún punto existieron realmente las voluntades políticas genuinas para resolver este problema”.

“Estas son familias -agregó- que han vivido un período dramático a la espera de soluciones. He sido testigo de eso y estoy seguro que la comunidad también lo comparte.”

Ésta es también una gran noticia para los pobladores del Loteo, cuyas casas no están en la zona de riesgo y que permanecen en el sector, dado que la erradicación agilizará la construcción del futuro Parque Estero Llau Llau. Una iniciativa integral de espacios públicos, que dará la posibilidad de contar con subsidios del Programa de Protección al Patrimonio Familiar.

En representación de la Comisión Pro Expropiación de los vecinos del Loteo el Ovejero, su presidente Richard Vázquez, destacó que con esto el actual Gobierno está dando una gran señal de credibilidad, especialmente, para los vecinos que se mostraban escépticos frente a un avance en las soluciones, “con este paso hemos avanzado significativamente, pese a estar atrasados en relación a lo que se había planificado con el gobierno anterior.”

A su juicio, la preocupación ahora tiene que ver con la cantidad de dinero que se asignará a cada caso y -según Vázquez- con la fuerte carga afectiva de la gente que dejará su vivienda después de 15 años.

Preocupado por esto último, el seremi Christian Matheson realiza gestiones para que las familias tengan la posibilidad de elegir entre distintas opciones de vivienda. En este sentido, la autoridad agregó que, “si bien, hay propietarios que resolverán la adquisición de viviendas en forma particular, no se descarta la búsqueda de soluciones habitacionales a las que puedan acceder grupos de familias”.

Volver