MANO DE OBRA FEMENINA EN FAENAS URBANAS

Publicado el:19 de nov del 2008

Más de 500 mujeres trabajarán en obras de Pavimentación Participativa, en empresas contratadas por el Serviu Araucanía.

Temuco.-  Consciente de que las mujeres reciben con especial fuerza el impacto de las crisis económicas, el Serviu  de la región de La Araucanía tomó una inédita medida para potenciar sus posibilidades de empleo en la zona, exigiendo un mínimo de 5% de mano de obra femenina en la ejecución de los proyectos urbanos.

La iniciativa rige para todas las empresas que trabajan con fondos aportados por este Servicio, lo que permitirá a cientos de mujeres laborar en las distintas faenas que se están ejecutando en la región. Paralelamente, al momento de adjudicar los proyectos otorga mayor puntaje a aquellas empresas que superan el mínimo exigido en esta materia.

El director del Serviu, José Luis Sepúlveda, sostiene que esta medida no sólo representa un aporte económico directo a las mujeres, sino un cambio importante en la cultura laboral de un sector productivo marcado, históricamente, por el trabajo masculino. “La mano de obra femenina -asegura-  ya no se limita sólo a trabajar detalles, como instalar plantas, asear o cortar el pasto, sino se está incorporando a tareas de bodegaje, control de herramientas, compras y recepción de materiales, o trabajo administrativo”.

Con la nueva iniciativa, en La Araucanía se podrán ver a mujeres realizando excavaciones, instalando rejas y operando maquinarias. Sólo en las obras del Programa de Pavimentación Participativa, que ya se están ejecutando en toda la región, se espera que sean contratadas por las empresas constructoras cerca de 500 mujeres, la mayor parte en la Provincia de Malleco.

“Somos la única región que hace esto –señala Sepúlveda-. Y creemos que la medida podría implementarse en el resto del país, tanto por el beneficio social que conlleva, como por la factibilidad de su aplicación. La experiencia nos dice que las empresas están incorporando más mano de obra femenina porque ellas han demostrado, en la práctica, que pueden realizar trabajos con la misma calidad y eficiencia que los hombres”.

En vista de lo anterior, el Serviu Araucanía estudia exigir un mínimo de cupos laborales para mujeres en la ejecución de todos sus programas, tanto urbanos como de vivienda.

 

Volver