132 familias ovallinas reciben subsidios para futuras viviendas en terrenos de Ex Liceo Agrícola
Familias de Ovalle reciben subsidios para su casa propia.

Las viviendas a construir serán de 43 m2, dos pisos, ambos de ladrillo y con una ampliación proyectada a 55 m2. Contarán con una sede social y área verde.

Viernes,7 de diciembre de 2007.

Los primeros 132 certificados de subsidios habitacionales del programa Fondo Solidario de Vivienda I, que forman parte del futuro barrio de 500 viviendas emplazado en los terrenos del ex Liceo Agrícola de Ovalle, fueron entregados por el Minvu en el salón de actos de la Gobernación del Limarí.

Las familias beneficiadas pertenecen al comité Nuestra Señora del Carmen II y serán ubicadas en el primer loteo, de un total de cuatro, que conforman el proyecto de 500 viviendas, en los terrenos adquiridos por el SERVIU al ex Liceo Agrícola.

Cumplir el sueño de la casa propia es posible gracias al trabajo mancomunado de los ministerios de Vivienda y Urbanismo, Educación, Bienes Nacionales y del Gobierno Regional, lo cual permitió la subdivisión de 10 hectáreas del predio fiscal, para dar solución habitacional a esta gran cantidad de familias, debido a la carencia de terrenos para la construcción de viviendas sociales.

El Seremi Minvu Hernán Rodríguez, afirmó “que si hay algo que caracteriza a este proyecto, es la persistencia, tozudez y la constancia de los vecinos. Aquí se empieza a concretar uno de los logros de la nueva política de vivienda que nos ha impulsado nuestra Presidenta. Tendremos viviendas de mejor calidad y mayor superficie”.

Luego de la subdivisión y transferencia del predio de 10 hectáreas el año 2006, el SERVIU asumió la labor de asistencia técnica de este emblemático proyecto, tras la solicitud de las directivas de los comités pro-casa hecha al Intendente. En agosto de 2006, se efectuó el proceso de postulación del cual resultaron seleccionados 25 comités pro-casa, que derivaron en los grupos: Nuestra Señora del Carmen II, Nuestro Sueño, Las Rozas y San Patricio.

Las familias beneficiadas son en su gran mayoría allegadas, con problemas de indigencia y vulnerabilidad económica.

Las viviendas a construir serán de 43 m2, dos pisos, ambos de ladrillo y con una ampliación proyectada a 55 m2. Contarán con una sede social y área verde.

Volver