Damnificado por explosión de calle Serrano recibió llaves de su vivienda en Valparaíso
Seremi y Director de Serviu de Valparaíso, junto a Marcos Ayala.

Marcos Ayala, funcionario de la Policía de Investigaciones de Chile  perdió a su madre y hermano en el siniestro.

Viernes, 15 de junio de 2007

“Quiero dar gracias a la Presidenta  por el cumplimiento de su compromiso, al Seremi y al Director de Serviu de Valparaíso.  Es un paso importante para iniciar una nueva vida que hubiera querido compartir con mi madre y mi hermano”, expresó Marcos Ayala, al recibir de manos del Seremi de Vivienda y Urbanismo,
                                       Andrés Silva y del Director de Serviu Marcelo Mardones las llaves
                                       de su casa, ubicada en el Cerro Barón de Valparaíso, tras la
                                       tragedia de calle Serrano.

Ayala perdió a su madre y hermano en febrero pasado, y en alusión a ellos dijo que “tengo la tranquilidad de que en el cielo estarán contentos que yo tenga mi casa propia. Quiero agradecer a las autoridades por el trabajo que han hecho y por la dedicación que han tendido con las victimas”.

Por su parte, el Seremi, Andrés Silva precisó que “de esta forma se cumple con el compromiso asumido por la Presidenta Michelle Bachelet de atender rápidamente a los afectados  por la tragedia de calle Serrano. Simbólicamente se deseaba graficar en Marcos Ayala, el esfuerzo que hemos realizado como Ministerio de Vivienda al entregar un subsidio habitacional para que las familias puedan obtener su casa propia”.

En tanto, el Director de Serviu, Marcelo Mardones señaló que “Marcos Ayala, al igual que muchas otras familias, podrá acceder a un nuevo apoyo a través del Programa de Protección al Patrimonio Familiar, para ampliar su vivienda”.

La casa de Marcos Ayala que se encuentra ubicada en el cerro Barón  de Valparaíso, cuenta con terreno colindante, lo que le permitirá  ampliar sus actuales dependencias: estar-comedor, dormitorio baño, cocina y un espacio como lavadero, además de una hermosa vista a cerros y mar.

Volver